martes, 7 de agosto de 2012

Perfiles - Michelangelo Antonioni



Michelangelo Antonioni nace en el 29 de Septiembre de 1912 en la ciudad de Ferrara, región de Emilia-Romania, Italia y muere (al igual que Ingmar Bergman, otro de los grande cineastas del siglo XX) el 30 de Julio de 2007 en la ciudad de Roma, región del Lazio, Italia, a la edad de 95 años. Nacido en el seno de una familia de clase-media alta burguesa, estudia economía en la Universidad de Bolonia donde se gradúa en Ciencias Económicas. 

En los años 40 comienza con sus estudios cinematográficos en el Centro Sperimentale de Cinematorgrafia de los estudios Cinecittá. En pleno periodo del neorrealismo italiano y de la Segunda Guerra Mundial, filma su primer cortometraje de carácter experimental, Gente del Po, acerca de los pescadores del rio Po, que termina de editar debido al conflicto bélico en 1947.

En 1950 realiza su primer largo metraje Crónica de un Amor y en 1953 La Dama sin Camelias  donde el director traza una reflexión nada complaciente del mundo burgués  con apariencias de simple melodrama.  Luego vendrán Las Amigas  donde empieza a  conformar su estilo característico, comienza a experimentar con distintas temáticas,  estilos expresivos,  narraciones,  encuadres, estéticas y con dobles discursos.  En 1957 filma lo que se dio en llamar “su obra maestra” El grito su visión de la burguesía a través de la mirada del mundo obrero,  algunos críticos recomiendan este título para quien quiera ver una sola película de Antonioni que refleje con exactitud su personalidad y estilo. 

Ya en los 60 llega el momento del reconocimiento internacional y los primeros trabajos junto a su actriz fetiche Monica Vitti con La Aventura, La Noche y EL Eclipse. En 1964 comienza la etapa del color y de Hollywood (para muchos el fin de su reinado) con El Desierto Rojo y Blow-Up. Luego cruzara el Atlántico hacia los EE. UU. donde filmara, El Pasajero (1974)  y  Chung Kuo (1972) , revelador trabajo documental sobre la China maoísta.

Para 1980 Antonioni comienza a experimentar con el cine electrónico y estrena El misterio Oberwald que no dejaba de ser para muchos un experimento televisivo, e Identificación de una mujer (1982), una historia sin fuerza. El intento de Wim Wenders de recuperarlo para la dirección en Más allá de las nubes (1995), codirigida por ambos, no fue suficiente para que una nueva generación de espectadores mostrara su interés por el director de Ferrara.

En la década de 1990 trabajó en proyectos tan ambiciosos como fallidos, Más allá de las nubes (1996) y  Eros (2006). En enero de 2000 publicó el libro Comincio a capire, en el que resume 50 años de su vida artística.

Algunos premios obtenidos a lo largo de su carrera


FESTIVAL DE VENECIA
1955 - León de plata por Las Amigas.
1964 - León de oro y premio FIPRESCI por El Desierto Rojo.
1983 - León de oro a la trayectoria.
1995 – Premio FIPRESCI por Mas allá de las nubes (compartido con Win Wenders).
1998 – Premio Pietro Bianchi.

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE  LOCARNO
1957 por El Grito.

PREMIOS DAVID DE DONATELLO
1961  - David por La Noche.
1976 –Premio Luchino Visconti.

FESTIVAL DE CANNES
1960 – Premio del jurado por La Aventura.
1962 – Premio especial del jurado por EL Eclipse.
1967 – Palma de oro por Blow-Up.
1982 – Premio 35to. Aniversario por Identificación de una mujer.

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE BERLIN
1961 – Oso de oro y premio FIPRESCI por La Noche.

PREMIO DE LA ACADEMIA DE LOS EE. UU.
1995 Oscar honorario por su trayectoria.

Para entender el cine de Antonioni, se debe comprender al hombre, al ser humano detrás de la narración. Consideraba a su obra como hijos que traía al mundo y que de vez en cuando siempre era un placer volver a ver. Comparaba a sus actores con el ganado y decía que su trabajo era guiarlos a través de las vallas.
Atraído por las pequeñas cosas decía “eran un vicio para mi imaginación”. Siempre particularmente emocionado por estos temas, se sentía un teórico del cine y cuando le preguntaban que es dirigir contestaba “no sé” y su segunda respuesta era “todas mis opiniones sobre el tema están en mis películas”.
Mi infancia fue feliz. Mi madre, Elisabetta Roncagli, era una mujer cálida e inteligente que había sido un obrero en su juventud. Mi padre también era un buen hombre. Nacido en una familia de clase obrera, él tuvo éxito en la obtención de una posición cómoda a través de cursos por la noche y el trabajo duro. Mis padres me dieron rienda suelta para hacer lo que quería: con mi hermano, pasábamos la mayor parte del tiempo jugando afuera con los amigos. Curiosamente, nuestros amigos eran invariablemente del proletariado y pobres. Aún existían pobres en ese momento, se les reconocía por sus ropas, incluso por la forma en que llevaban su ropa, no era una fantasía, con franqueza esto me hizo preferirlos sobre los niños de las familias burguesas. Siempre he tenido simpatía por las mujeres jóvenes de familias de clase trabajadora, aunque más tarde, cuando asistí a la universidad  era más auténtico y espontáneo.
Su  técnica, que difiere de película a película, era totalmente instintiva y nunca sobre la base de consideraciones anteriores. Nunca pensaba en el público, trabajaba siguiendo un patrón determinado, le gustaba el público, pero se consideraba un  intelectual, pensaba  que las películas no se debían hacer para entretener a la audiencia, ganar dinero o alcanzar la popularidad. Cría que el cine debía ser hecho para ser tan bueno como sea posible y le parecía que esta era la mejor manera de trabajar y ser digno de confianza en el mundo de las producciones cinematográficas.

Critico de François Truffaut, opinaba que las imágenes de sus películas eran poderosas pero las historias frívolas, su cine le era totalmente indiferente. Sostenía que “la obra de Truffaut no  carece de significado, sólo quiero decir que la forma en que cuenta una historia no llega a nada”

Soñaba con realizar una película con actores de pie en el espacio vacío para que el espectador tuviera  que imaginar el fondo de los personajes. Nunca se preocupaba por lo que se encontraba detrás de sus actores.  Detestaba las películas que dejaban un mensaje, expresaba acerca de esto “Yo simplemente trato de decir, o, más precisamente, mostrar, ciertas vicisitudes que tienen lugar, así mantengo el interés del espectador, sin importar la cantidad de amargura que se pueda revelar. La vida no siempre es feliz, y hay que tener el coraje de mirar las cosas desde todos los lados.”

Cuando le preguntaban ¿Cómo nace  una imagen?  Contestaba  “nace en el desorden de nuestro interior, la dificultad consiste en poner las cosas en orden.”

Artista por naturaleza, puede definirse con estas palabras: idealista, directo, creativo, poeta social.