domingo, 2 de diciembre de 2012

El perfecto desconocido (2011)




Las apariencias engañan

El perfecto desconocido (España / 2011) Dirección: Toni Bestard. Con Colm Meaney, Ana Wagener, Carlos Santos, Natalia Rodriguez, Guiem Juaneda. Guión: Arturo Ruiz. Fotografia: Nicolás Pinzón. Edición: Martí Roca. Música: Alejandro Román. Dirección de Arte: Toni Socias. Producción: Enric Canals y Miguel Verd. Duración: 92 min.

Con la llegada de un extraño a nuestro entorno el primer sentimiento en aparecer es la desconfianza, es parte de nuestra naturaleza, del temor a lo desconocido, pero también existen personas que sin pensarlo se permiten ir más allá y venciendo la desconfianza tratan de saber de que se trata.

Toni Bestard desanda este argumento para desarrollar su opera prima El perfecto desconocido, un relato emocionalmente intenso, con toques dramáticos y divertidos  perfectamente balanceado.

Colm Meaney y Guiem Juaneda
 La historia se desarrolla en una pequeña aldea de montaña en la España rural donde una mañana llega un irlandés (Colm Meany) en busca de su pasado. En su derrotero conocerá a un joven parroquiano (Guien Juaneda) extremadamente tímido e introvertido a causa de su sobreprotectora madre y a una adolecente salvaje, ruda (Natalia Rodriguez) que se gana la vida vendiendo marihuana y su única ambición es ser mecánica de tanques en el ejercito. Junto a ellos una vecina simpática y entrometida que lo usa de confidente a pesar de que este no entiende nada de lo que dice (no sabe hablar español) y un par de policías propios de una sitcom norteamericana.

Cuales son las verdaderas intenciones del desconocido, nadie lo sabe; en el pueblo se piensa que será el nuevo tendero (almacenero) pero nada más lejos de la realidad. Todas las mañanas sale al bosque, Polaroid en mano, a fotografiar cada uno de los rincones en busca del lugar donde por última vez fotografió a su amada antes de la pelea que desencadenaría la tragedia.  El bosque está lleno de peligrosísimas cuevas verticales que se convierten en permanentes trampas mortales para aquellos que no lo caminan con cuidado.

Natalia Rodriguez y Toni Bestard
A medida que pasa el tiempo, la relación entre el irlandés, el joven y la adolecente se extrema cada vez más. Los tres tienen algo en su pasado y se necesiten mutuamente, al no conocer el idioma, los jóvenes no lo entienden pero, incomprensiblemente, él los comprende, esto lo hace muy dependiente y protector; los chicos se ven necesitados de la tranquilidad que él les transmite. Solo ellos serán los que conozcan porque se encuentra ahí.

Lo interesante en el relato de Bestard pasa por el manejo de las situaciones, lentamente, en tono de comedia, urde las tramas secundarias para presentarnos los típicos personajes de una aldea campesina y su relación con el protagonista pero dramáticamente nos mueve por la trama principal y lo logra en la medida justa.

Esta película no hace otra cosa que ponernos a reflexionar acerca de las relaciones humanas y como dándoles una oportunidad pueden cambiar nuestra vida.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Claudio A. Borrello está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.