miércoles, 10 de junio de 2015

El otro lado del éxito (Clouds of Sils María - 2014)


Pasado, presente, acción.

Dirección: Olivier Assayas. Con , , , Lars Eidinger, Angela Winkler entre otros. Guión: Olivier Assayas. Fotografia: Yorick Le Saux . Edición: Marion Monnier. Dirección de Arte: Gabriella Ausonio. Vestuario: Jürgen Doering. CastingAntoinette Boulat, Anja Dihrberg. Producción: Charles Gillibert. Co-Producción: Sylvie Barthet, Karl Baumgartner, Rémi Burah, Thanassis Karathanos, Jean-Louis Porchet, Gérard Ruey. Productor Asociado: Antoun Sehnaoui. Duración: 124 min.



El otro lado del éxito (Clouds of Sils María) se presento en la edición 2014 del Festival de Cannes donde Olivier Assayas fue nominado a la Palma d'oro como mejor director. Hoy en Junio de 2015, finalmente podemos disfrutar su estreno en Buenos Aires.

Básicamente la historia nos muestra un momento en la vida de la actriz Maria Enders, protagonizada por Binoche, que cerca de sus cincuenta años, se dirige a Suiza para entregar un  premio al director que le dio su primera oportunidad y la llevo a la fama, un solitario que se rehúsa a aparecer en público. Con  ella viaja Val, su asistente, protagonizada por Stewart,  25 años menor que ella, quien se encarga de todos los asuntos de su agenda.
De repente y durante el viaje reciben la noticia de la muerte del director, algo que conmociona fuertemente a Maria, ya que como confesará, intimó platónicamente a sus dieciocho años durante aquella obra dirigida por él.

Juliette Binoche como María
Paralelamente,  ya en Suiza, María recibe la oferta de trabajar nuevamente en aquella novela que fue su primer éxito y la llevo a la fama, pero en el papel de su antagonista.

La novela trata sobre dos mujeres, una madura empresaria exitosa, la otra, una adolecente de 18 años, empleada de ella, mezcladas en un juego de seducción, sexo y manipulación que llevan a Helena (el personaje que debe interpretar María) finalmente al suicidio.

Después de muchas idas y vueltas, María acepta el papel, sin antes estudiar a su contraparte, una adolecente llamada Jo-Ann Ellis, interpretado por Moretz, una teen star hollywoodense rodeada por el escándalo, cuya carrera se mueve entre films comerciales y las revistas de chismes.

A María, en un principio, no le parece la co-protagonista adecuada pero gracias a Val, entiende que debe tener empatía con ella, que a veces las apariencias engañan, que no es tan alocada como parece sino que es una adolecente real, sin hipocresía y que sus personajes frívolos, adolecentes y estereotipados tienen contenido, cosa de la que María se burla.

Julliete Binoche y
Ya ubicadas en la casa del director fallecido, María comienza a preparar el papel junto a Val, quien le pasa letra, aquí se desata el dramatismo y la metamorfosis de María, ambas mujeres se confunden con los personajes que interpretan y, por un lado, Val comprende que no quiere ser Jo-Ann Ellis y María comienza a luchar contra Helena al reconocerla una mujer frágil, desprotegida y emocionalmente inmadura,  con este conflicto es donde nos adentramos en el verdadero significado de la película, la aceptación por parte de María de que ya no es esa adolecente al comienzo de su carrera, que  ha pasado el tiempo, que debe luchar para aceptar a Helena, tanto en la ficción como en su reflejada realidad.

A medida que pasa el tiempo, forzada por la situación y el aumento de la tensión sexual, Val se aleja definitivamente de María haciéndola comprender que debe continuar con su carrera, aceptando el paso del tiempo, dejando de lado todos sus prejuicios.

En definitiva, para destacar, la actuación de Juliette Binoche interpretando a María de forma devastadora, shockeante y movilizadora;  bien acompañada por Kristen Stewart como contrapeso emocional y Chloe Moretz en el papel de la joven actriz.

Sobre el trabajo Olivier Assayas, rescato el guión, de narrativa bien elaborada, dividiendo la película en dos actos y un epilogo concretos con escenas no muy extensas, perfectamente limitadas a través de los fundidos presentes a lo largo de todo el film, el otro aspecto destacable es la fotografía, donde, en grandes planos generales nos muestra toda la belleza del paisaje suizo. Algo malo, la duración, dos horas es muy extensa, tranquilamente podría resolverse en menos tiempo.


María y Val
En conclusión, si van ver El otro lado del éxito recuerden, se van a encontrar con una película narrada de forma impecable, emocionalmente dramática, que nos muestra la lucha de una mujer por comprender el paso de los años, presionada por su entorno, que no deja de recordarle su primer papel en la adolescencia y que íntimamente no quiere abandonar.

Licencia Creative Commons 
Esta obra de Claudio A. Borrello está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.