viernes, 14 de septiembre de 2012

Perfiles - Leila Hatami



Leila Hatami nace el 1ro. De Octubre de 1972 en Teheran, Iran. Proviene de una familia de artistas, su padre es el legendario director de cine iraní, Ari Hatami, su madre la actriz Zari Koshkam (Kari Hatami).

De pequeña apareció en algunas realizaciones de su padre incluida la histórica serie de televisión,  Hezardastan de 1978 y el biopic Kamalolmolk de 1984, así como en el papel de Leila, la princesa turca ciega del el filme Del Shodegan de 1992.

Después de finalizar sus estudios secundarios se muda a Lausanne, Suiza donde inicia sus estudios en ingeniería electrónica. Sin embargo, luego de dos años cambia de carrera y comienza a cursar literatura francesa. Completa sus estudios en un par de años y regresa a Irán.

Luego de una pausa en su carrera artística de algunos años, incluidos sus estudios en Suiza, hizo su entrada en el cine profesional con un pequeño papel en la película de Darioush Mehjui, Leila de 1998. Por su actuación en esta película recibe el reconocimiento de la crítica y el público a nivel mundial. También recibe el diploma de Honor a la mejor actriz del 15to. Festival de cine de Farj.
En 1999, se casa con su co-protagonista en Leila, Ali Mosaffa con el que tiene dos hijos, un barón llamado Mani, nacido en Febrero de 2007, y una hija, llamada Asal, nacida en Octubre del 2008.

Actualmente, Hatami se encuentra trabajando con algunos de los mas celebres directores iranies, recibe el premio a la mejor actriz en la 26ta. Edición del Festival de cine de Montreal por su actuación en la película Itsga-Motrouk (La estación desierta) del año 2002, también aparece en la opera prima como director de su esposo, Sima-ye zani dar doordast (Retrato de una dama lejana) de 2005.

La actriz Leila Hatami fue galardonado con la Medalla de la Orden de las Artes y las Letras por el embajador de Francia en Irán en nombre del Ministerio de Cultura y Comunicación el Jueves 19 de julio de 2012.
El premio reconoce
a "los artistas por su trabajo artístico o literario y por la contribución que han hecho a la promoción de las artes y las letras en Francia y en todo el mundo." (PersianIcon.com)

Así llegamos al 2011 donde consigue el preciado galardón Oso de Plata a la mejor actriz protagónica en la 61ra Edición del Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale) por su actuación en la internacionalmente aclamada película del director Asghar Farhadi, Nader y Simin, una separación de 2011.

Ahora, Lila Hatami se ha convertida en un icono de la industria cinematográfica de su patria.  Ella rompe con los estereotipos de su país y busca mostrar el Irán real.

A continuación transcribimos parte del reportaje efectuado por la publicación PersianIcon.com a Lila antes que Nader y Simin, una separación obtuviera el Oscar a la Mejor Película en idioma extranjero del año 2011.

¿Realmente vemos en sus películas las profundas raíces de la cultura persa, sus coloreadas historias no lineales o sus oníricas realidades pero, Leila, nos muestra también eso de ella?

Y Leili es iraní. Leila es un nombre árabe, pero Leili, porque lo es en la literatura, se considera mucho más iraní.

Entonces ¿Cuáles fueron las partes del papel más difíciles o atractivas para Usted?

Lo que me gustó de este personaje es que ella miente. Esto es muy cierto y no lo vemos en muchas películas. Mentir por nada. Pero esa nada, tiene un costo y se vuelve muy grave. Y tal vez el costo sea la vida. Pero ella miente por nada. Así no más.

¿Por qué crees que ella miente tan fácilmente?

Las mujeres hacen esto. Recuerdo que hice mucho de esas cosas. Por ejemplo, una vez, me envié un ramo de rosas muy bonito y no mencione nada al respecto, pero la gente a mí alrededor se fue pensando que podría ser de un amante... pero fui yo misma. Era muy joven en ese entonces. Creo que las mujeres aman hacer las cosas de esa manera para atraer la atención de su hombre.

Usted ha dicho que ve la cinematografía iraní experimentando una especie de renacimiento en la actualidad. ¿Qué cree que lo está impulsando?

No es sólo ahora. No quiero decir que sea mejor,  quiero decir que es más variado. Porque años atrás, por ejemplo, sólo teníamos un estereotipo que pensábamos que era muy bueno, para el exterior era exótico. Seguimos haciendo esto pero, ahora, tenemos tal vez, la valentía de hacer, de vivir, las cosas de forma diferente.

¿Cómo difiere esto de lo que solía ser? ¿Había un menor número de directores y eran tal vez más parecidos a magnates?

Tenías un artista delante de un director pero por lo demás no podias hacer absolutamente nada. No se podía hacer una película con él. Pero ahora es como en los Estados Unidos, por ejemplo, uno puede hacer el papel con un buen guión, con un director que filma por primera vez pero tiene todos los conocimientos técnicos y también son lo suficientemente adultos para manejar un filme.

¿Y qué es lo que más quiere que el mundo sepa acerca de Irán  o quizás acerca de la cinematografía  iraní?

Si la gente se encuentra con películas iraníes de calidad, ellos verán el Irán real.


Licencia Creative Commons
Esta obra de Claudio A. Borrello está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.